4/4/15

Patio en primavera

 Real y esplendorosa efervescencia
llena de luz, de euforia y colorido;
cada ser en la Tierra es un latido
del amor que supone la existencia.
Vivir la primavera es una ciencia
que se aprende, cabal, con el sentido; es un mar en la tierra, florecido, que cada año ofrece una experiencia.
Es un soñar despierto y una aurora
expuesta a la razón con sus mil luces, vivas al corazón, que es todo un alma.
Y en esta tierra fina y tan señora
un revuelo de esencias por sus cruces
dictan la primavera de La Palma.

Soneto de José M. Enrique Calero y Calero (1979)
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...